CONOCE QUE ES, COMO Y EN DONDE SE APLICA

 

 ¡Hey amigo bloguero! Es un gusto saludarte una vez más. Espero que te encuentres muy bien y que estés listo para este nuevo Blog.

 

En esta ocasión el Blog tratará sobre Soldadura Blanda.

 

Es el proceso de unión de dos piezas mediante calor y un material de aportación, y para que el proceso pueda ser considerado como "soldadura blanda", el material de aporte debe fundir a una temperatura inferior a 450 °C, además de estar por debajo también del punto de fusión del metal base.

 

Nota: También se le conoce como soldadura con estaño.

 

El material de aportación utilizado en la soldadura blanda varía en función del material de las piezas a unir, siendo las aleaciones que más se utilizan las de estaño-plomo, estaño-plata y estaño-zinc.

 

¿EN DONDE SE APLICA?

 

Esta soldadura tiene gran cantidad de aplicaciones, desde la fabricación de juguetes hasta de motores de aviones y vehículos espaciales.

 

En general se utiliza para la unión de piezas de pequeño tamaño, de diferentes materiales, donde sería muy difícil utilizar un proceso de soldadura por fusión. También se suele utilizar en componentes electrónicos, como circuitos impresos o transistores, piezas ornamentales y piezas de intercambiadores de calor.

 

Nota: En la actualidad, la única norma en vigor existente para los materiales de soldadura blanda es la UNE-EN ISO 9453. Esta norma contempla todas las aleaciones normalizadas.

 

Este procedimiento debe emplearse sólo para aquellas uniones que no vayan a estar sometidas a esfuerzos y temperaturas elevadas.

 

La soldadura blanda también se emplea frecuentemente en instalaciones de agua potable (fría y caliente), instalaciones de calefacción, solar térmica y de gas a baja presión. En todo caso, en todas las instalaciones donde se emplee la soldadura blanda no tiene que superar los 120 °C de temperatura de servicio.

 

Te mencionare algunas ventajas de este proceso:

 

·    No se alcanzan cambios físicos en el material a soldar al no alcanzar la temperatura de fusión.

·         No se presentan tensiones superficiales, gracias a que la temperatura alcanzada es muy baja.

·         Se puede conservar los recubrimientos de los materiales base.

·         Facilidad para obtener uniones sanas entre materiales diferentes, incluso entre materiales

metálicos y no metálicos o entre materiales de diferentes espesores.

·         Se pueden obtener soldaduras en piezas de precisión.

·         Con algunos procesos se pueden realizar soldaduras con muchas piezas al mismo tiempo,

por lo que resulta muy económico.

·         Se requieren bajas temperaturas, con el ahorro energético que ello conlleva.

·         La apariencia de la soldadura es muy buena.

·         Es un proceso fácilmente automatizable.

·         No se necesitan medidas de protección especiales.

 

¿QUÉ ES LO QUE NECESITAS?

 

Dispositivo de Soldadura. Los tipos más comunes de soldadores son: soldador de lápiz, soldador industrial, pistola de soldar y soldador de gas (soplete).

 

Fundente o Pasta Limpiadora. Los fundentes son mezclas de muchos componentes químicos. Entre los que se pueden citar están los boratos, fluoruros, bórax, ácido bórico y los agentes mojantes. Juega un papel primordial para realizar la soldadura blanda, donde sus principales funciones son:

·         Aislar del contacto del aire.

·         Disolver y eliminar los óxidos que pueden formarse.

·         Favorecer a la humidificación del material base por el metal de aportación fundido, consiguiendo que el metal de aportación pueda fluir y se distribuya en la unión.

 

Se suelen suministrar en forma de polvo, pasta o líquido. El tipo de fundente más conocido es el fundente en pasta.

 

El fundente debe aplicarse después de la limpieza de las piezas mediante brocha, espolvoreando en el caso de polvo, o disolviéndolo con agua o alcohol con lo que mejora su adherencia.

 

El fundente indica cuándo el material base ha alcanzado la temperatura de soldadura y se debe aplicar el material de aportación, en muchos casos el fundente, cuando se funde, se vuelve transparente, indicando que ha llegado el momento de aplicar el metal de aportación.

 

Metal de aportación. Es el metal que se añade cuando se realiza la soldadura. Las características que debe cumplir el metal de aportación son:

·         Capacidad de mojar al metal base.

·         Apropiada temperatura de fusión y buena fluidez para permitir su distribución, por atracción capilar en las uniones.

·         Ser capaz de producir una unión soldada que cumpla los requisitos de resistencia mecánica y a la corrosión en estado normal de servicio.

 

Los materiales de aportación utilizados en la soldadura blanda son los siguientes:

 

Estaño–Plomo: Es el metal de aportación más común y es el utilizado en casos generales.

 

Estaño–Antimonio-Plomo: Se añade antimonio porque mejora las propiedades mecánicas del material de aportación.

 

Estaño–Plata: Se utiliza en instrumentos de trabajo delicados.

 

Estaño–Cinc: Se utiliza para soldar aluminio.

 

Estaño–Bismuto: Tiene una gran aplicación en el campo de la electrónica.

 

Plomo–Plata: Mejora la capacidad de mojado del plomo cuando éste es empleado en la soldadura blanda de acero, fundición o cobre.

 

Cadmio–Plata: Se emplea en la unión de cobre y también, aunque menos, en la soldadura aluminio-aluminio teniendo una gran resistencia a grandes temperaturas.

 

Cadmio–Cinc: Se emplea en la unión de aluminio.

 

Cinc–Aluminio: Se utiliza para la soldadura de aluminio obteniendo una gran resistencia a la corrosión.

 

¿CÓMO TENER UNA BUENA SOLDADURA BLANDA?

 

Tienes que comprobar que el soldador ha adquirido la temperatura adecuada acercando el hilo de estaño a la punta, si se funde con facilidad, entonces está listo para su utilización.

 

Acerca la punta del soldador a la unión de ambas piezas y mantenlo así durante unos segundos. Es conveniente que la punta del soldador tenga un poco de estaño, pues se facilita la transmisión de calor.

 

Transcurrido el tiempo, acerca el hilo de estaño a la zona de contacto del soldador con las piezas que se van a soldar, comprobando que el estaño se funde y se reparte uniformemente por las zonas ya antes probadas.

 

Cuando creas que es suficiente el estaño aportado, retíralo, manteniendo el soldador unos segundos.

 

Mantén las piezas inmovilizadas hasta que el estaño se haya enfriado y solidificado; nunca se soplará la soldadura, pues sólo se conseguiría un enfriamiento prematuro que daría como resultado una soldadura fría, mate y, en definitiva, defectuosa.

 

Y por último comprueba que la soldadura queda brillante, sin poros y cóncava.

 

ESTOS SON LOS TIPOS DE SOLDADURA BLANDA QUE EXISTEN:

·         Soldadura blanda con soplete

·         Soldadura blanda en horno

·         Soldadura blanda por inducción

·         Soldadura blanda por resistencia

·         Soldadura blanda por inmersión

·         Soldadura blanda por infrarrojos

·         Soldadura blanda con soldador de cobre

·         Soldadura blanda por ultrasonido

·         Soldadura blanda con pasta

·         Soldadura blanda con olas

 

¡Genial! ¿Qué te ha parecido la información? ¿Crees que hizo falta algo? Déjame tus comentarios por favor, son de gran valor para mí, ya que así te puedo crear un contenido aún mejor.

 

Espero que te haya sido de gran utilidad mi blog y que te haya gustado. Pues fue todo por esta ocasión, cuídate y que estés bien. ¡Nos vemos hasta la próxima!

 

"¿Qué le dijo una soldadora a otra soldadora?, El soldador establando "

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *